ER.-  La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala  que el humo del tabaco es un gran contaminante porque contiene más de 50 componentes que permanecen en el ambiente durante 20 días aproximadamente. Si sumamos a ello que las colillas están hechas de acetato y no son biodegradables, entonces nos encontramos ante la fórmula perfecta de contaminación y daños a la salud. De hecho, según información de esta entidad, la contaminación atmosférica es causante del 25% de muertes por cardiopatías, 34% de muertes por accidentes cerebrovasculares y 36% de muertes por cáncer de pulmón.

 “Las emisiones contaminantes usualmente se relacionan al daño que causan en el medio ambiente. Pero es importante resaltar que estas también generan daños a la salud de las personas”, señala Melissa García, gerente adjunto de Asuntos Corporativos y Responsabilidad Social de Pacífico Seguros.

La aseguradora se comprometió hace más de ocho años a reducir su impacto en el medio ambiente, reduciendo en este tiempo en más de 40% su Huella de Carbono, procurando así la salud de más peruanos. En ese sentido, Pacífico propone tres recomendaciones que nos ayuden a cuidar el aire puro en nuestro día a día:

  1. Reduce los espacios ‘permitidos’ para fumar: Decide en qué lugares de tu casa, auto, o en qué momentos del día no estará ‘permitido’ fumar. Así tú y tu familia o amigos podrán ir minimizando esta conducta.
  2. No hay excusas, ahora sí no más papel: ¿Sabías que el 35% de todos los árboles talados en el mundo se usan para producir papel? ¿Y que normalmente el 20% de nuestra basura corresponde a papel y cartón? Entonces, si terminará en el tacho, pues no es realmente necesario. ¡Evita usarlo! (y si lo haces, recíclalo).
  3. Desenchufa, camina, apaga: El consumo de energía y combustible genera altos índices de contaminación y contamina nuestro aire. Nadie dice que dejes de usarlos, pero puedes hacerlo de manera consciente.